Bobby García

La Suerte está echada

Por Bobby García

&.- Los tiempos, Denise Dresser, Gurrola…

denise-dresser“Son tiempos de ciudadanos, de rebeldes, de mujeres, de movimientos en contra del statu quo.” Es la tesis que dentro del contexto de su artículo maneja Denise Dresser manifestando –como siempre- su lucha rebelde contra el sistema, y la posibilidad de lanzarse como candidata ciudadana en la próxima contienda electoral de 2018. Y ciertamente son tiempos del ciudadano para organizarse fuera de los partidos políticos, que como dice Víctor Octavio, “son gusanos de la misma guayaba.”

En 1958 nos llevaron en un autobús a una playa en la que se escenificaría el “desembarco de Hernán Cortés; me supongo que fue para las fiestas de fundación de La Paz. Ni idea tengo si “tenía ideas” políticas o de inquietud juvenil pero recuerdo como si fuera ahora que cuando el autobús se detuvo, grité: “¡Viva Luis H. Álvarez!” y a coro todos gritaron ¡Viva! Seguramente había escuchado que H Álvarez era candidato panista a la presidencia de la república. Y lo cuento ahora porque ese primer grito eslabonó en mí un grito rebelde que desde entonces me acompaña. Y como dice Denise Dresser, ella ha estado en mil batallas contra la injusticia social que ya no cabe en las bolsas de esta patria tan dolida y jodida. Y por eso ya son tiempos de los ciudadanos, ya son tiempos de esconder la apatía en los cuatro rincones de la casa y organizarse con los gritos rebeldes como el que está a punto de encadenar en miles la luchadora Dresser. Y ha identificado plenamente a los enemigos de la verdadera lucha: los partidos políticos y sus satélites por todo el país; dentro de ellos militan verdaderos luchadores democráticos que generalmente son tomados como simples números a la hora de las manifestaciones y votaciones. Siempre se encaraman los lidercillos que siempre van por una migaja del pastel, así como los poderosos empresarios escondidos en mil asociaciones y que son gusanos de la misma guayaba, los “políticos de carrera” y los sindicatos y mil etcéteras. Y siempre lo he repetido: el pueblo a lo único que aspira es a que lo gobiernen con democracia y justicia social como parte de la democracia plena. El verdadero pueblo no aspira ni a una simple regiduría como la pelean como perros los partidos y sus lidercillos. Y tal como lo asienta Denise: “la habilidad de hacer algo porque es bueno y no porque vaya a triunfar.” La lucha por la libertad es buena y algún día tiene que triunfar independientemente que nuestra patria se retrate en una gigantesca gota de sangre desde las muertes históricas de Villa, Zapata, Flores Magón, Genaro Vázquez y Lucio Cabañas… Han llegado los tiempos del ciudadano honesto y democrático: “años de denunciar a los monopolios y a quienes los protegen. Años de defender la libertad de expresión cuando la coartan. Yo y muchos más, impulsando la despenalización de la mariguana y el matrimonio igualitario y un Sistema Nacional Anticorrupción robusto apoyado desde abajo y desde afuera. Causas ciudadanas, todas. Causas que trascienden afiliaciones ideológicas y lealtades partidistas y geometrías políticas. Causas que buscan un gobierno más decente y menos decadente. Más representativo y menos rapaz. Más transparente y menos opaco.” Esta visión de Denise Dresser se multiplica por toda esta patria dolida que se nos escurre entre las manos. Ya ven, en cada contienda electoral aparecen mil candidatos a todos los puestos de elección popular. Los que llegan son gusanos de la misma guayaba y los que no llegan se esconden a la sombra de esa guayaba para esperar la siguiente elección, como los cigarrones esperan la lluvia y su humedad. Cientos de “luchadores sociales” que no iban por justicia y democracia sino por un hueso. En 2018 volverán a aparecer. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Leí el correo que me mandó el compañero Alberto López Gurrola sobre el comentario que hice de cuando la escasez de agua llegó al extremo en Cachanía y Ángel César acudió de inmediato. El compañero Gurrola era autoridad en el sistema de agua y corroboró mi dicho y apuntó: “Bobby Eran otros tiempos, había magníficos profesionistas, comprometidos con su trabajo, y un gobernante inteligente, visionario y con gran calidad humana.” Compañero Gurrola todavía andan muchos buenos entre las profesiones y el pueblo. SI yo tuviera la edad de Denise me animaría a luchar en una candidatura ciudadana… pero ya estoy muy cansado físicamente, no estoy enfermo, pero ya no estoy para “mañaneadas, carreras, mítines, marchas y largas jornadas.” Y los jóvenes de hoy –la mayoría- estudian para aspirar un hueso a costa de vender su voz, su inteligencia y el sentido del oído. Alea Jacta Est. 24-05-16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s