Columnas

ABCdario / MULEGÉ ¡ÁNIMO!

Por Víctor Octavio García

  • Mulegé de pie

Por lo que se ve en videos y fotos, Mulegé fue el municipio más afectado por el paso del huracán Newton; la crecida del río Mulegé y los destrozos en Santa Rosalía, ofrecen un testimonio muy claro de su poder devastador y destructivo. Mulegé es gobernado por un atípico triunvirato de dos mujeres y un hombre –sin parodiar la novela de televisa;“Dos mujeres un camino”– que enfrenta desde hace muchos años graves problemas y rezagos sociales acumulados de administraciones anteriores, que si bien no han implosionado es porque Dios es grande.

Con todo que es gobernado por tres personajes, Mulegé anda al garete. El desempeño de la administración que encabeza la alcaldesa Cecilia López, ha sido mediocre y timorato, muy por debajo de las expectativas que generaron; de hecho cuesta trabajo diferenciar los daños provocados por Newton con la falta de respuestas de la alcaldesa a un municipio severamente golpeado por la indiferencia, la desatención y la corrupción.

Mulegé demandará un esfuerzo titánico para su reconstrucción porque habrá que reponer lo destruido por el huracán y de paso, apuntalar la indigente gestión del gobierno municipal, una especie de “plan Marshal” acompañado de un Nuevo Trato –New Deal– que garantice los mínimos niveles de gobernabilidad, de una gobernabilidad extraviada desde hace mucho.

Hace unos años me confió un gobernador –de quien omitiré su identidad por respeto a su memoria–, que ser alcalde de Mulegé equivalía a un castigo político; un municipio que depende totalmente de las participaciones federales y de los apoyos estatales, con una amplia extensión geográfica en la que se asientan comunidades dispersas, donde la actividades productivas no generan grandes ingresos fiscales –fundamentalmente del sector primario–, con grandes rezagos sociales y con un clima de los mil demonios. Aun así sobran prospectos y aspirantes para la alcaldía.

Los cachanías suelen ser optimistas e irónicos con su destino, más que en el resto de los otros municipios en el estado; desde hace 30 años esperan un anhelado “cambio” que no más no llega; su resistencia es increíble como sorprendente es su esperanza. Después de la administración de Guillermo Santillán, nadie se imaginaba que tendrían un gobierno peor, así ha ocurrido desde hace tres lustros, esperando y esperando quién sabe qué. Los únicos “cambios” que se han visto –si es que hay que llamarlos así– es de los ex alcaldes y ex funcionarios cuando dejan el poder; acosados por las malas cuentas que dejaron y otros, defenestrados y perseguidos por sus sucesores; las fortunas que les endilgan es producto del imaginario.

De lo que no existe la menor duda es que Mulegé se mantendrá de pie; el gobierno de Carlos Mendoza echará mano de todo lo que esté a su alcance para la reconstrucción, de ahí que el gobierno de Cecilia López también tendrá que contribuir con su “granito de arena” para sincronizar el esfuerzo en que tendrá mucho que ver la mano y disposición del gobierno federal y de los propios muleginos para mantener de pie y viable ese gran proyecto que es Mulegé. Ni más ni menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s