Ciencia y Tecnología

EN CORTO / La asaltan con violencia en estacionamiento de Chedraui – Colima; empresa se lava las manos

Por Carlos González Muñoz

¡A qué mala suerte la de esta mujer! ¡Sola frente al mundo de la mafia!

Eran apenas las siete y media de la mañana del pasado lunes 31 de octubre cuando en el estacionamiento de la tienda departamental Chedraui, sucursal Colima, en la ciudad capital, al subir a su auto se le acercó un hombre que con los dedos colocados en el gatillo de una pistola tipo escuadra – sí, escuadra- se la encajó en el vientre y le espetó al oído, con voz casi inaudible: “entrégame todo el dinero…rápido… ¡y no grites!”.

Paralizada por el miedo la mujer de profesión dentista alcanzó a dibujar con sus labios una respuesta que intentó, sin éxito, ser convincente: -No tengo nada…créame.

-No te hagas pendeja…acabas de sacar dinero del cajero…te vimos… ¡y también dame tus joyas!

El tipo le arrancó de tajo su bolsa de mano y se preparaba para despojarla de su collar y aretes cuando desde un auto en marcha colocado a un lado del carro de la víctima, una mujer le gritó al malandro: “ni pierdas tiempo…¡ son pura pinche fantasía!

Con las joyas no se equivocaron, son la pura pantalla –aceptó la sorprendida dama-, pero en cambio los asaltantes sí se llevaron once mil quinientos pesos que provenientes de diversas cuentas familiares la afectada acababa de retirar del cajero automático ubicado en el interior de la tienda mencionada. Entre ellas, la pensión mensual de su madre.

El asalto duró acaso tres minutos y el epílogo fue una bolsa tirada en el piso, abandonada, vejada como su dueña.

Pasado el desconcierto la víctima corrió hacia la entrada principal para pedir ayuda de la gente que en esos momentos salía de la tienda, y también del oficial de seguridad privada que cuida de la puerta.

Las personas que fueron testigos del hecho, temerosas, le otorgaron si acaso una pizca de solidaridad muy a fuerzas, pero lo sucedido con el policía privado, esto si fue revelador: “Mire señora yo estoy aquí para cuidar que nadie saque nada de la tienda y lo que pasa en el estacionamiento no es nuestra responsabilidad….no, no tenemos cámaras de seguridad ahí afuera, sólo adentro… ¡no me grite!, ¡mire, mejor vaya a poner su denuncia al MP!

Repuesta del susto, – y también del coraje ante la indiferencia del policía privado- -la mujer, mi prima hermana, se retiró de la tienda departamental para hablarnos por teléfono y compartir con la familia el suceso.

Es francamente desolador y angustiante que ante hechos como este y otros mucho peores como son la ola de homicidios y ríos de sangre que se expanden por todo el país , los ciudadanos comunes y corrientes solamente contemos con la protección, comprensión y afecto de los seres queridos y de algunas amistades cercanas porque de parte de todos los demás integrantes de la comunidad, fundamentalmente de gobiernos y empresarios, a éstos mentecatos solo les interesamos en dos momentos trascendentes: cuando votamos…y cuando consumimos.

Lo que pasa en el inter les vale… ¿verdad Peña, verdad Chedraui, verdad Mendoza, verdad…?

FUENTE: Colectivo Pericú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s