Ciencia y Tecnología

EQUILIBRIOS / BCS: RECAUDACIONES

Por José Luis Puga Lizardi

Pirotecnia Política: La acción económica en materia impositiva tenderá a lograr una equitativa distribución de las cargas fiscales en relación con la capacidad contributiva de la población, y a utilizar el impuesto como instrumento de gobierno al servicio de la Justicia Social y de la economía social del país. (Juan Domingo Perón)

Cuando en Diciembre de 2008, el entonces Gobernador de Baja California Sur NARCISO AGÚNDEZ MONTAÑO modificó a través del Congreso del Estado la ley hacendaria para legitimar un impuesto al Hospedaje y a la Alimentación con un 2 por ciento, las aves de mal agüero de siempre inundaron los medios de comunicación con la advertencia de que si eso era aprobado por los Diputados “perredistas” de entonces, colapsaría la actividad turística, situación que jamás ocurrió, incluso desde aquellos años a la fecha, la industria sin chimeneas sigue siendo el puntal del desarrollo económico de la entidad.

En aquellos años, los que integraban la clase gobernante y todos sus grupos de apoyos –actualmente convertidos en críticos sistemáticos- respaldaron la visión impositiva del entonces mandatario Sudcaliforniano, que de esta manera y a través de fideicomisos, les permitiría a los miembros del gremio de prestadores de servicios turísticos en Baja California Sur (BCS), administrar esta recaudación y literalmente como hasta nuestros días, gastarlo en lo qué les diera la gana, en una promoción turística, en obras de infraestructura social, en sí, en cosas que solo a ellos les interesa y beneficia.

Como hasta hoy, la administración de todos esos millones de pesos que en los últimos 8 años han sido gastados a placer y complacencia de los “turisteros”, que son en esencia esos mismos que ahora se quejan por una nueva carga impositiva que pagarán únicamente los turistas extranjeros.

En este sentido, ayer en el Congreso del Estado se aprobó el cobro de 350 pesos a cada turista extranjero que visite Baja California Sur, a propuesta del Ejecutivo Estatal que encabeza CARLOS MENDOZA DAVIS; se busca una nueva fuente de ingresos que le permita ampliar y mejorar sustancialmente el beneficio para la ciudadanía de la entidad a través de obra pública necesaria, así el beneficio qué la principal actividad productiva de la entidad generará –ahora si- se reflejará también en lo local, ya que hoy por hoy, esta actividad únicamente representan beneficios a las empresas y a la federación, vía las contribuciones que muchas empresas, ni su razón social tienen en la entidad.

El temor de los empresarios es que este nuevo impuesto, merme el flujo de turistas a BCS y sus principales destinos, situación que difícilmente ocurrirá, eso sí, les obligará a mejorar los servicios en lo general y ser competitivos –aún más- sobre todo en las tarifas que manejan.

Si el impuesto al hospedaje y a la alimentación, no provocó ningún colapso en materia turística, tampoco lo será este nuevo gravamen; quién afirme lo contrario y si es integrante del sector turístico Sudcaliforniano, es decir que hable con conocimiento de causa, en el fondo sabe que está en un error, por ello cualquier oposición por sistema a esta nueva carga tributaria al viajero extranjero, no dejan de ser especulaciones sin sentido.

Los opositores al régimen político actualmente en el poder, son los mismos que fueron Gobierno en el pasado reciente o que estaban relacionados con ellos; es decir, saben perfectamente de las condiciones económicas de entonces y las de ahora, también están enterados de las cifras de turistas que arribaban al Estado y como han ido incrementándose los indicadores de esta actividad, por esto la mayoría de ellos guardan silencio cómplice -dicen algunos- saben que en el fondo, hay que dar el beneficio de la duda.

Quienes ponen en tela de juicio esta nueva medida tributaria, tienen como su argumento principal el no saber, cómo es que se va a manejar esta importante cantidad de millones de pesos anuales, esa será la tarea del Gobierno de BCS.

Para dimensionar: en 2015 arribaron en plan de turista más de 3 millones 200 mil visitantes, obviamente no todos eran extranjeros, pero existe una estimación extraoficial de que 2 millones de este total, eran de otras nacionalidades, de tal suerte que a partir del 1 de enero próximo ese será el flujo potencial a considerar, así es que lo que se puede proyectar como posible captación de recursos, es algo así como 700 millones de pesos anuales.

Ya en este próximo 2017, el Gobierno de Baja California Sur obtendrá más de 739 millones de pesos vía participaciones federales, por haber elevado su nivel de recaudación al absorber diversos conceptos que eran responsabilidad de los Ayuntamientos, mismos que ahora verán los primeros beneficios de este año de sacrificio fiscal; si a esta situación se le suma lo que potencialmente es la recaudación estimada en 700 millones de pesos, tenemos que vía participaciones federales el Estado de Baja California Sur, será beneficiado de una mejor manera en el Presupuesto de Egresos de la Federación en el 2018, ese es el objetivo principal de todo este esquema. Ya veremos qué pasa.

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico jlpuga@radarpolitico.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s