Ciencia y Tecnología

Otra víctima inocente más del fuego cruzado, ahora en en Cd. Constitución

Ciudad Constitución, México. Al mediodía de este viernes, en Cd. Constitución, fuentes oficiales señalan que resultado de una balacera en pleno centro de cd. Constitución, dos sujetos resultaron heridos, y el joven Víctor Ojeda Liera perdió la vida al quedar en medio del fuego cruzado en una balacera entre cárteles del crimen organizado. Gente cercana al hoy occiso, declararon que era un joven, trabajador y con un futuro prometedor y que según declaraciones, lamentan que el gobierno incompetente lo declarará un “daño colateral más”, afirmaron amigos y familiares.

Y es que la característica tranquilidad de esta ciudad, terminó alrededor de las 10:36 de la mañana, cuando un grupo de presuntos sicarios fue emboscados por un comando armado rival en el cruce de la avenida Cervantes del Río y Niños Héroes en la colonia Centro de esta cabecera municipal.

Los pistoleros que –según testigos—viajaban a bordo de una camioneta color roja Chevrolet Suburban, fueron encajonados por dos vehículos justamente a un costado del antiguo cine Aladino.

Los agresores –de acuerdo a testimonios recabados en la escena del crimen—venían tres metros atrás aproximadamente de la camioneta atacada, cuando en el cruce de ambas avenidas, un vehículo cerró violentamente en paso, bajando dos sujetos armados, y disparando en contra de los tripulantes de la unidad roja.

En la refriega, y según testigos, el chofer de la camioneta, intentó retroceder acelerando, pero rápidamente perdió el control y se estrelló de reversa en contra de una pared del cine.

Enseguida, y de acuerdo a los testimonios, los tripulantes de la unidad automotriz, abrieron las puertas y trataron de bajar, pero únicamente uno logró salir, corrió y avanzó alrededor de 10 metros, cuando fue alcanzado por las balas de los criminales.

La víctima, chofer de la camioneta propiedad de la papelería “Baja California”, Víctor Manuel Ojeda Lieras –según testigos– trataba de protegerse en una camioneta de color blanco que quedó atrapada en medio del fuego, pero no pudo lograrlo, porque los disparos de los criminales lo derribaron, quedando boca abajo, justamente en la puerta del chofer de la camioneta.

Después de la agresión, los paramédicos de la Cruz Roja, levantaron a dos heridos, y los cuales –según un paramédico– traían chalecos antibalas, armas y una serie de accesorios militares.

Oficialmente, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), no ha confirmado nada, salvo que el saldo de está emboscada, es de una persona muerta y dos heridos, estos últimos, de 36 y 37 años, originarios de Puerto San Carlos, Baja California Sur.

La Violencia

Tal y como un integrante del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en Baja California Sur, había adelantado a Metrópoli, la emboscada de hoy es parte del “estallido de la violencia que se vislumbraba en la zona norte”, después de la ejecución del ex jefe de la plaza del narcomenudeo en Loreto, Nicolás Castañón Nicolat “El Bogar”, y el atentado armado en contra de su hermano, Rubén Omar Castañón Nicolat “El Cheyo”, actualmente jefe de la plaza de Comondú.

Mientras el alcalde de Comondú, Francisco Pelayo Covarrubias, pierde su tiempo barriendo las calles, en Ciudad Constitución, cada vez es más frecuente observar grupos armados que patrullan como si nada las principales avenidas, como cuidando su territorio y armados para el estallamiento de cualquier guerra entre celulas delictivas.

Aunque hasta por el momento no se sabe el grupo delictivo al que pertenecen los sicarios atacados, y según un miembro del Grupo de Coordinación, “es evidente que las víctimas fueron detectadas por los rivales y los emboscaron para desactivar cualquier intento de ataque en su contra”.

En el último mapa delictivo elaborado por autoridades federales y militares, Rubén Omar Castañón Nicolat “El Cheyo”, figura como el jefe de la plaza de Comondú, y según un integrante del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en el estado, es el principal cabecilla del grupo criminal identificado como “Los Cheyos” o “Los Palapas” con operaciones delictivas particularmente en Comondú y Loreto.

Les dicen así, porque de acuerdo al miembro del grupo interinstitucional, la mayor parte de los integrantes de esa familia originaria de Caborca, Sonora, son propietarios de los negocios de mariscos Palapa “El Sinaloense” y Palapa “Boca del Río”.

El ataque en Loreto –según datos recabados por este medio de comunicación—es el segundo en su contra en los últimos dos años, lo que refleja que otro grupo criminal tiene intenciones de asesinarlo para quedarse con el negocio de la plaza del narcomenudeo.

El primer atentado en su contra ocurrió la madrugada del 31 de agosto de 2016, cuando un comando armado atacó al jefe de la plaza en Comondú, Rubén Omar Castañón Nicolat “El Cheyo”, cuando se encontraba en el estacionamiento del negocio Autozone, localizado el kilómetro 210+500 y calle Pedro María Anaya en la colonia Gabriel Renero Lara en Ciudad Constitución, Baja California Sur.

Durante el ataque armado de ese día –y según datos recabados por Metrópoli– resultó herido el jefe de sicarios de “El Cheyo”, Luis Alberto Muñoz Torres “El Bogar” o “El Ratón”, y falleció el pistolero Rafael Acosta Arrollo “El Murciélago”.

El segundo fue el registrado en Loreto, y donde perdió la vida su hermano, Nicolás Castañón Nicolat “El Bogar”, ex jefe de la plaza del narcomenudeo en el destino turístico de Loreto, Baja California Sur.

Los asesinos –de acuerdo a las primeras investigaciones—lo estaban cazando, cuando acompañado de su amigo Michel Torres, y de su hermano, Rubén Omar Castañón Nicolat “El Cheyo”, pretendió ingresar al hotel donde presuntamente se habían hospedado.

El narcomenudista –según una recreación de la escena del crimen—“primero llegó al hotel, y después, se dirigió al estacionamiento de la parte trasera a bordo su automóvil de color plata Ford Fusión, a fin de guardar el vehículo”.

Sin embargo, justamente cuando realizaba la maniobra fue interceptado por hombres armados, y los cuales dispararon en contra de los tres tripulantes del automóvil último modelo.

Según la escena del crimen, “El Bogar” quedó muerto en el sitio, y su hermano y amigo heridos fueron trasladados de inmediato al hospital general de Loreto, falleciendo Michel Torres, de 21 años, cuando recibía atención medica.

FUENTE: Metropolimx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s